Adoptar es toda una aventura.

No todos los seres humanos podemos tener la experiencia de salvar una vida, aunque salvando un ser es uno quien en realidad se salva poco a poco, nuca volverás a sentir soledad si rescatas una mascota de la calle, nadie se podrá sentir tan mal cuando se van y tan maravillosamente bien cuando regresas a tu hogar, es un amigo que un día el destino juntó y algunos lo llaman mascota.

Para nosotros es un amigo fiel, no importa de qué genio andes o qué sentimiento te agobie, él siempre está ahí esperando reconfortarte y defenderte de cualquier mal más allá de tener que ofrendar su vida a cambio de la tuya y es algo muy difícil de encontrar en la condición humana así que cuando veo defensores a ultranza por los derechos de los animales puedo entender qué origina tal sentimiento.

En el Centro de Acopio Animal pueden encontrar cientos de amigos que han tenido un poco de suerte al caer en tan buenas manos, lo que les falta ahora es encontrar un hogar donde ayude con su calidez a hacer mejores familias en su propio ejemplo, dar sin media.

Si están pensando en tener un amigo peludo en su hogar, el Centro de Acopio siempre está abierto y con cientos de amigos de todos colores y sabores y con la ventaja de estar esterilizados y si llevas de regalo un alimento siempre es bien recibido.

por: Marcela Luengas