Ayuntamiento Cobarde.

20/09/2016

Columna por César Langarica Santana.
Luego del coraje que desato en redes, el envió masivo a celulares de los informes del Alcalde vallartense Arturo Dávalos Peña les dio por esconder la cabeza, son aventados y cobardes, ahora resulta que no sabe quién fue el que autorizó, el que ordenó y no piensan perder el tiempo en investigar.

Duras declaraciones para un acto en el que como los avestruces, esconden la cabeza, declara que no van a lanzar una investigación para saber quién fue, a ver quién le cree, seguro bastaría ver sobre su almohada todos los días sobre quién despierta sobre ella para saberlo, pero si él no sabe dónde están las otras 20 patrullas que prometió hace meses y no han llegado, menos sabe de tantos “muertitos” que todos los días aparecen y que a todo mundo le importan menos a él.

No hay mucha ciencia para saber que nada pasa en el municipio sin que él lo sepa y si pasa estamos en un serio problema. ¿Cómo conducir un municipio donde cada quien hace lo que le place y el último en enterarse es el presidente?. Nadie sabe entonces quien gobierna y todos en el municipio tiene derecho a saber quién es realmente el Presidente.

Por eso es importante investigar, por eso se requiere saber a quién se le rentan las patrullas anteriores, y quién mandó hacer los mensajes enviados, hoy dicen que no saben, pero es muy poco creíble, y si es real, pues con mayor razón debe informar e investigar qué se hace y cómo mueve el dinero del pueblo, así que cuando menos, es saber en qué se gasta nuestro dinero.

Una cosa es que Arturo Dávalos no quiera investigar y otra que no quiera decir quién fue, pero lo de mayor relevancia, los miles de quejosos en las redes, que no solo quieren sino que exigen saber quién fue el autor del gasto del dinero e informar algo que a todas luces fue un gasto innecesario para presumir hechos que no son suyos. Y mucho menos ciertos.

Las mochilas y útiles escolares es un programa estatal que, aunque Dávalos no quisiera, se entregaría a los cerca de 52,000 estudiantes del municipio por parte del Gobierno del Estado, aún así no se realizan obras con el dinero que se recauda, se gastan millones en nóminas de empleados que no se sabe dónde laboran y que por cierto cobran bastante bien, no sea que aparezcan millones de pesos que se entregan a operadores del cártel como en la administración pasada.

No basta saber lo que se dice, ahora queremos saber lo que no se dice, conocer por ejemplo. ¿Dónde está el dinero del sistema de riego?, No se dice qué pasó con los 170 millones de pesos que cuesta la UMA y que en una sesión que pasó a la historia, dejó de ser de nosotros, pero Arturo negoció para que él no pagara renta, y Mochilas negoció para que la deuda fuera por más años, vendió grandes propiedades a precios ridículos y nadie sabe a quiénes, por el problema destaca no en lo que dicen, está en lo que callan, que al final es lo relevante.