Choferes de la muerte.

23/05/2016
Columna por César Langarica Santana.
Luego de que en varias ocasiones se presentaran accidentes en pipas de doble remolque donde se bloqueaban las carreteras a Puerto Vallarta principalmente se decidió acordar que no habría de ese tipo de transporte quedaría fuera por no ser la carretera adecuada para que circulen poniendo en peligro a los miles de viajeros y a sus propios choferes.

Se sabe que algunos de los que han tenido un gran número de ellos es precisamente Miguel Flores quienes tienen sus propias pipas y seguramente mermados en sus ganancias sacrificaron sus mantenimientos tuvieron una serie de accidentes en pasados meses.

Lo difícil es que a nadie le importa nuestra seguridad y comienzan a generar ganancias sobre las espaldas de las familias que viven el horror de tragedias que solo imaginaban en las películas, morir entre las llamas de un fierro retorcido o esperar horas hasta que sean rescatados de una mole de toneladas que no deja espacio para el alivio.

Meses pasó Susana Carreño intentando poner en orden a estas bombas de tiempo que a diario circulan por nuestras calles y hogares sin que nadie les pusiera un alto y cerca de dejar una desgracia como las que vemos a diario en las calles de otras ciudades y en estas ocasiones en las carreteras.

Pero, sii hacerlo en una carretera es un riesgo, imagine usted que la desgracia ocurriera en plena gasolinera del centro de la ciudad donde estaríamos ante los ojos del mundo y tener que informar que nadie esta seguro porque en Puerto Vallarta a diario circulan estas sin que nadie ni nada les imponga que nuestra vida vale más que cualquier ganancia.

Se sabe que se dejó un reglamento, así que bastaría saber si este se usa, saber cuántas inspecciones se han realizado para mantener nuestra seguridad y cuántas sanciones para quienes las violen o esperan a que suceda una desgracia y en eso esperamos que Silvia Álvarez este mandando un comunicado oficial sobre las acciones de Protección Civil en materia de transporte de este tipo en Puerto Vallarta.

Porque si a los empresarios poco les importamos que se les aplique la ley a como de lugar porque esas vidas humanas jamás regresarán a sus familias el ser querido, para el vacacionista que perdió nueve horas en la carretera consuelo le queda después de ahorrar un año para ver esa imagen en su rostro, así que vamos siendo parejos y que nos importe mucho el que sean sancionados o que tengan que ser multados o incluso si es necesario que la ley les diga cómo pagar y ayudaron en campaña a los actuales revisar minuciosamente que no hagan como que los revisan porque de suceder una desgracia no creo que quieran ser copartícipes.