Con UBER o sin UBER.

19/06/2017
Columna por César Langarica Santana.

Para miles de familias taxistas representa una amenaza la entrada de esta empresa que esta a la vanguardia en el mundo, para Mochilas representó el oportunismo de granjearse a esos taxistas que a punto de ahogarse toman el tronco que los salve, en realidad sólo los utilizan, realmente nada se puede hacer para evitar la entrada de dicha empresa, pero lo único que hizo fue aprovechar que millones de usuarios en el mundo se quejaban de un servicio y ofrecer uno que además de barato evitará todo ese cumulo de quejas.

Pero si la sorpresa de que Mochilas votara en contra fuera de mero trámite, y digo esto porque UBER ganó en los tribunales el poder dar este servicio, donde prevalece el bien de los ciudadanos antes que el del taxista que al final parece no entender que es un servicio el que presta y que en segundo termino sería un buen negocio, y no al revés, por ello pierden terreno ante un buen servicio que además es barato y como principal estrategia, el trato de un chofer que debe ser impecable.

Alfaro por otro lado mete su nariz donde no debe, bastantes problemas tiene en Guadalajara que no puede resolver para tratar de diseñar estrategias que busquen evitar la entrada de UBER, si cada presidente municipal de otros municipios interviene en el nuestro vamos a buscar intervenir en los demás y así terminaremos en una capirotada de gobiernos que se meten en todo menos en lo suyo.

Desde luego que lo único que le importa a Mochilas es quedar bien con Alfaro, quien decidirá quien será el candidato de Puerto Vallarta por el partido Movimiento Ciudadano, por ello en bandeja de plata a los lideres de los taxistas, nunca les importó ni por error los ciudadanos que dicen que son, para ellos que Puerto Vallarta tenga mejor servicio les importa poco, para ellos lo único es tener votos.

Si de verdad los quisieran ayudar al igual que a Puerto Vallarta estarían buscando tener un mejor servicio, que los miles de ciudadanos de Vallarta, que millones de turistas tengan un servicio que haga que el turista regrese ampliamente satisfecho, pero saben que al final los taxistas son un botín político, una vez que los usen pasaran al olvido, no existe argumento legal para impedir el servicio de UBER y si intentan los paros y manifestaciones, lo único que generaran serán el rechazo social que al final perjudica al gremio de los choferes de taxis.

Algo que no han vislumbrado es que muchos choferes que han esperado por años un permiso voltearan a ser choferes de UBER, durante muchos años una gran cantidad de taxistas luchaban por ofrecen un mejor servicio, lo que mataba esos esfuerzos son un puñado que hacían de los cobros indebidos, los malos tratos y el solo querer prestar el servicio a turistas.

Las nuevas tecnologías han avanzado de tal manera que la vida ha cambiado, hoy se realizan gran cantidad de cosas en los dispositivos de comunicación que se ha vuelto imprescindible tenerlos para poder estar al nivel competitivo, si no buscan mejorar en ese aspecto cada servicio que se presta hoy será rebasado en poco tiempo, algo que debemos entender todos, así evitaríamos ser rehenes de políticos oportunistas que son capaces de vendernos a gremios o sindicatos a cambio de un puñado de votos.