Conoce que herramientas debes de tener para afrontar un desastre natural

19/06/2017
-Estar preparado significa estar equipado con los suministros adecuados que se pueden necesitar en caso de una emergencia o un desastre

Ya que Puerto Vallarta es una ciudad que no está exenta de probar la fuerza de una tormenta tropical o huracán, es necesario que la ciudadanía que habita en este municipio o cualquier otro donde pueda golpear un fenómeno natural, cuente con lo necesario para afrontar esta situación.
Un kit básico de emergencias debe contener una bolsa de plástico a prueba de agua para resguardar documentos importantes de toda la familia (identificaciones, pasaportes, recetas de medicamentos, testamento, títulos de propiedad, etc.), botiquín y medicamentos esenciales (que incluya aspirinas, crema antibiótica y antiácidos).
En cuanto a la comida, es fundamental contar con los utensilios necesarios como un abridor de latas, cuchillo, platos, vasos y desechables.
Los alimentos pueden ser conservas de carne, pescado, frutas y legumbres, así como también pan con empaque a prueba de humedad, galletas, dulces, frutas secas, sopas en lata, leche o bebidas en polvo de porción individual, barras de cereal, mantequilla de cacahuate y mermelada.
Si se cuenta con un equipo de cocina, este debe de contener una estufa de alcohol solido o parrilla portátil de campamento, abrelatas manual, servilletas, toallas de papel, aluminio para envolver y bolsas de plástico.
Los sacos para dormir también deben de estar contemplados, por supuesto un radio de baterías, linternas, suficientes repuestos, cerillos y/o encendedor de butano.
Para el aseo personal es necesario contar con papel higiénico, jabón, detergente y anteojos o lentes de contacto extras para las personas que lo necesitan.
El agua es sumamente importante en estos casos, por eso es fundamental contar con cuatro litros por persona, la cantidad se debe de tomar en cuenta para que alcance para tres días, o en su defecto, contar con cloro, gotas de iodo o tabletas para purificar el vital líquido.
Por R. Couto.