Delincuentes con cara de oveja.

03/04/2017
Columna por César Langarica Santana.

Pasan los días diciendo que son mejores que los demás, algunos llegan al borde de las lagrimas juran ser casi la Madre Teresa de Calcuta, la realidad es que El Partido Movimiento Ciudadano sale de un escandalo para entra a otro, el que usaran empleados del Ayuntamiento para hacer sus oficinas del partido así como el uso de vehículos oficiales es una muestra de que son tan puercos y trompudos como los que tanto critican.

Acaba de destinar 22 millones de pesos para una empresa a la que la sombra del contrato que le dio Ramón Guerrero Mochilas cobra ya millones de pesos por el alumbrado, si el Gobierno del Estado acaba de iluminar el Centro, malecón, y otros edificios turísticos con mucho menos, basta voltear a ver la grúa de alumbrado en la oficina de Movimiento Ciudadano colocando letreros para darse cuenta que en esas horas pudo colocar o arreglar lámparas en las colonias.

Pero si Enrique Alfaro viene e inaugura esas oficinas con dinero del pueblo hay que ver si de verdad quiere cambiar la historia y se presentan las denuncias ante la Fiscalía especializada en Delitos Electorales, el que se use dinero de los impuestos en partidos políticos es un delito grave, que se paga con cárcel, máxime que acaban de multar hace apenas un par de meses al Ayuntamiento por el mismo caso, pero eso cuando el perro es huevero, no tiene remedio.

Pero son sus actos los que destacan, no importa cuantas veces repitan que son honestos, la realidad los rebasa un día por la izquierda cuando los cachan reparando las casas de los delegados y como nadie les dice nada todo mundo hace lo que quiere, al otro día los graban durante horas y días trabajando empleados en sus oficinas del partido.

Dicen los jefes que nadie sabía, que ellos son un partido diferente, aunque le faltó agregar que con las mismas mañas, basta escuchar a Edelmira cuando intenta defenderse que en el PRI también lo hacían y le consta, y no presentó denuncia de esos delitos porque ella era Priista, seguramente los cometía como no va a saberlo, pero si de verdad quiere un cambio ahí esta la oportunidad, denuncien a los anteriores y a estos, sólo podrían demostrar que de verdad quieren y no sólo dicen.

Por eso es ridículo castigar a quienes esta investigando la contraloría, basta ver los videos de los funcionarios entrando y saliendo de las oficinas para determinar que era claro que sabían, que la dirigencia del partido sabía de que estaban trabajando empleados de varias dependencias y utilizaban vehículos oficiales para ello, no podemos firmar quien ordenó, pero si podemos saber con certeza que estaban ahí al mismo tiempo que dichos empleados y en horarios de trabajo seguramente hoy mostraran sus permisos que ese día no pudieron mostrar, esta quincena la cobraron completa así que basta que la autoridad inicie las investigaciones para saber si serán solapados o se hará justicia como tanto la han exigido para otros partidos.