El candidato del gobernador

13/11/2017

Columna por César Langarica Santana.

Así como a los demás aspirantes no han venido a demostrarles el apoyo a ellos, al gobernador no le faltó valor para demostrar para quien es su apoyo, aquí no hay incertidumbre en Puerto Vallarta va César Abarca, por ello se nota, no de en balde es orgullo del Pitillal, durante muchos años ha que es oriundo de esa zona, es ahí donde se concentra la mayor parte de la población, su trabajo ha destinado una gran cantidad de obras, recursos y apoyos a su zona.

Cuando llegó el gobernador despejó dudas sobre si vendría o no, lo que sin duda dejó una huella fue el impresionante impulso a César Abarca, desde hablar bien de él, de su trabajo, de la enorme cantidad de obras que se han realizado en Puerto Vallarta, destacando que es Puerto Vallarta el único municipio donde todas las escuelas públicas tienen ya beberos y que el servicio de los aguamaticos es el poner a la disposición de agua potable a toda la población.

Basta decir que es SEAPAL uno de los organismos más sanos del País, si usted reporta una fuga en cuestión de minutos es atendido su reporte, es un ejemplo nacional, en ningún lugar del País los cruceros cargan excepto en Puerto Vallarta, hace poco doto de agua potable en la zona rural, han sido incontables las colonias a donde ha llegado ese vital liquido y cuando un político hace lo correcto hay que decirlo y premiarlo, si algo necesita este Puerto Vallarta es gente eficiente y capaz.

Dicen que las comparaciones siempre son malas, la verdad es que es bueno hacerlas, así como han llegado pillos a puestos para vender medio Vallarta, al igual han llegado como en este caso a lograr que todas las escuelas públicas tengan bebederos, no termina con la diabetes en la región, pero sin duda es un enorme paso que ahora tengan nuestros niños la opción de tomar agua o refresco, antes de estos sólo tenían el refresco o las bebidas con azúcar, esos pequeños pasos hacen que los políticos sean trascedentes, con historia, con algo tan grande como darle salud a nuestra niñez.

Cada paso en la carrera por la presidencia se da poco a poco, pero los pasos de César son firmes, son decididos, ha demostrado ser un político de madera, no se ha justificado en lo que le dejaron, eso se nota poco pero es un gran valor, un acierto ponerse a trabajar en lugar de buscar culpables de el porque no suceden las cosas, las cosas hay que hacerlas y hacer las bien, el ello radican nuestros aciertos o nuestros fracasos en la vida y en la política, al menos en el PRI no hay incertidumbre, será César Abarca.