El mejor suegro del mundo.

10/10/2016
Columna por César Langarica Santana
Para el director de turismo Ramón González Lomelí no es una suerte para él ser suegro de Filipa Giordano, para ella es una suerte y le gestione para el día mundial del turismo una cantidad de 315 mil pesos más IVA, a sus a sus músicos, el saxofonista, y el sonido, terminó gastando cerca de medio millón de pesos de lo que no se tiene en lo que no se necesita.

Pero no tiene la culpa el indio, basta escuchar al Presidente Municipal teniendo que poner su cara de inocente palomita y mintiendo a los ciudadanos que el evento que organizaron no costo un peso, que Filipa no cobró, o miente el presidente o miente Ramón González Lomelí el director de turismo y fue él quien le vio la cara a Arturo Dávalos, pero si al presidente no le preocupa que le vean la cara, a nosotros si nos molesta al punto del insulto.

Hoy sabemos por la petición que fue Ramón González quien metió una solicitud por más de medio millón de pesos, de no tener los documentos en la mano seguirían con la misma mentira, pero la mentira vive mientras la verdad aparece, así que habría que esperar ahora con que nos salen, seguro algo van a decir o recurrían al mismo método de Mochilas callar hasta que la gente olvide.

Cambiar para seguir igual, a eso le apuestan a que el que sigue calle los robos y tropelías del que está, por eso los medios de comunicación lo cuestión y lo mismo le da mentir descaradamente que no decir nada, al final da lo mismo, no dice la verdad y si lo descubren algo se le ocurrirá para seguir al filo de una ciudadanía que todos los días ve en las calles los mismos problemas que hace muchos años dijo el Partido Movimiento Ciudadano erradicaría.

Por sus obras los conoceréis, y por la falta de obras también, nadie dice nada hoy sobre lo que no se hace, si comparamos el último gobierno del PRI se hicieron el malecón y la UMA, decían que no era del municipio pero al final Ramón la vendió en 170 millones de pesos, nadie sabe de alguna obra que hubieran hecho de siquiera el 10 % de esos 170 millones.

Hoy se debaten entre la mentira y evitar que los descubran, pero si nos mienten en esta fiesta que costo medio millón de pesos seguro en los temas de millones deben estar escondidos bajo tierra, por eso ahora es de suma relevancia que nos entreguen cuentas claras, y en esas debemos saber como están los que se fueron pero sobre todo los que se quedaron que ahora sabemos que son iguales a los que se fueron.

Las letras de Vallarta nadie sabe cuanto costaron y para cuando estarán listas, sabemos que fue un tema que dejó el anterior director de turismo y a un año de esta administración prefirieron tener otras que terminar las que ya estaban empezadas, con que no continúen con la venta de las propiedades que inicio el anterior Ayuntamiento, este municipio debe establecer reglas de si quiere ser un gobierno honesto y sin mentiras o son iguales o peores que el Mochilas el peor gobierno de la historia que esperamos nunca repetir.