Emboscados.

07/04/2016
Columna por César Langarica Santana.

Hoy la inseguridad es catastrófica en muchos Estados y Municipios, lo que pocos apreciamos es que sin los cuerpos de seguridad sería vivir en el infierno. No muchos recuerdan a aquellos 15 elementos que fueron emboscados aquel 6 de abril del 2015, y es poco justo olvidarlos porque gracias a cada elemento de seguridad en el País podemos vivir a pesar de las dificultades.

Vivir en Puerto Vallarta a pesar de todo sigue siendo un paraíso; lugares donde el crimen organizado destaca es vivir siendo rehén de criminales que a diario quieren grandes cantidades de dinero a cambio de dejarte vivir, viven violando mujeres y asesinándolas al igual que a todo aquel que ose siquiera levantar la voz, por eso no hay que olvidar cuando un elemento es asesinado de la manera cruel y vulgar como lo hicieran hace un año donde cobardemente los emboscaron a 15 elementos del Mando Único.

Cuando se formó el Mando Único en Jalisco se conformó un verdadero frente que da batalla a unos de los cárteles mas sangrientos de la historia del País, cuenta con equipo sofisticado y con armas que como recientemente se decomisó para lidiar una guerra que se vive literalmente para acabar con el crimen organizado aunque se ha logrado solo disminuirlo, han sido mermados de manera eficaz, pero al final no se ha logrado terminar de manera definitiva con ellos.

Después de un año en la zona no quedan muchas huellas de la manera en que fueron quemados con vida, no hay ya huellas del campamento improvisado de aquellos días donde hicieron guardia y los casquillos de bala han desaparecido en gran parte porque muchos curiosos han pasado y llevado un negro recuerdo de esa cruel masacre.

Hoy aquellos hombres fueron recordados como héroes y como tales debemos recordarlos, entregaron su vida en su trabajo y de la manera mas cruel que tuviéramos conocimiento, dando por nosotros lo que no seriamos nosotros mismos de dar, la vida.