Informe de vergüenza.

26/09/2016
Columna por César Langarica Santana
Luis Munguía cansado de no hacer nada le entra a dar un informe de su labor en el congreso y logra una asistencia regular, lo que fue nefasto su informe, después de ocupar el lugar número 466 de 500 diputados entra a presumir que las pocas cosas que informa como el que propuso una serie de iniciativas de las cuales todas fueron rechazadas.

Cabe mencionar que hubo una que en serio parecía ser buena, pero terminó en mera demagogia por un lado rechaza el bono navideño pero por otro cobra un finiquito histórico al Ayuntamiento de Puerto Vallarta, que para como están las cosas en el Municipio esos más de cien mil pesos hubieran servido para reparar calles o recoger basura que a pesar de los esfuerzos de muchos sigue llenando las esquinas y banquetas de las colonias.

Si para muchos es natural el que no hubiera obras o gestiones importantes para una gran cantidad era el orgullo del pueblo, algunos pensaban que era algo más que una cara bonita, estigma que nadie le quita y él no abona a demostraron su capacidad.

Lejos quedó de los logros de Rafa González, que lograban millones de pesos para todo el 05 distrito y que tenía 5 casas de enlace y fuerte presencia en cada uno de los 15 municipios, en cambio Luis Munguía se ha olvidado de que existen otros que no sea Puerto Vallarta, claro ahí tiene sus intereses y quiere ser presidente así que el distrito puede ir buscando otro santo protector porque ni Mochilas se acuerda de que existe Puerto Vallarta, menos otros 14 municipios.

Por eso nadie les cree cuando dicen amar Vallarta, basta darse una vuelta por Ayutla para ver el área de la carretera que construyo Ramón, cuando era alcalde de su ciudad para darse cuenta que una zona bombardeada tiene mejores condiciones de ser transitada, por eso tuvimos suerte, vendió medio Puerto Vallarta pero no dejó zonas tan devastadas como Irán o Irak.

Hace algunos años los diputados eran ejemplo de trabajo, orden legislativo, bajaban millones de recursos debido a las gestiones y a su paso dejaban leyes que mejoraban las condiciones de vida de los que aquí vivimos, algunos de ellos eran férreos defensores de que las leyes de ingresos no mermaran el bolsillo de los contribuyentes, hoy los que están no escuchan o ven con cuento será el aumento de impuestos para el año que viene, es mas ni les importa, si les importara ya estarían realizando consensos en los municipios para saber si esta correcto el aumento o de plano si esta correcto en que gasta.

Pero si de entrada el diputado se aprueba miles de pesos de finiquito para cobrar al ayuntamiento que de por sí esta desfalcado, mejor que no metan mano, en una de esas se aprueban una partida económica por venir a rendir informe y el Ayuntamiento tiene que pagarles por cada informe o visita que realicen, pero mejor no les demos ideas, ya bastante tenemos con el amor que ahora le tienen a Puerto Vallarta que ya bastante caro nos ha salido.