Los muertos de Arturo.

05/09/2016

Columna por César Langarica Santana.

Cuando nadie podía saber cuantos secretos podría ocultar Arturo Dávalos, salió como candidato y aunque tenía en su closet bastantes no se han comparado con los que en menos de un año ha logrado meter a su largo historial, en las calles han corrido ríos de sangre mientras el goza de los privilegios de escoltas y vehículos blindados, los muertitos como él les llama son evidentemente una estadística para él.

Es muy común que siempre antes de iniciar una campaña se revise a cada uno de los candidatos con miras a saber cuales pueden ser los secretos más oscuros que enfrenta y estar preparados, Arturo no los esconde o si esconde algunos lo ha hecho muy bien porque ha sido el cinismo el sello de su administración.

Ya muy pocos recuerdan a Ivanna la niña atropellada en Fluvial por un extranjero al que incluso le podado el jardín con personal de Parques y Jardines, aunque lo negaba fue la Policía Municipal a su cargo quien lo dejó ir libre, pero si ha dejo libre a sido una constante, pero el colmo de no combatir a la delincuencia fue cuando secuestraron al hijo de “El Chapo” se escondió tres días, y nadie sintió que hiciera falta.

Ha tenido que ir escondiendo los asuntos extraños de la pasada administración, el primero fue el sistema de riego, 11 millones de pesos que nadie sabe donde están, pero si ese asunto apesta, al inicio Arturo recibió al presunto operador del cartel detenido hace unos días, al mismo del que se acusa de la desaparición del Ex Regidor “Beto” le ofreció patrullas, cosa que dice no aceptó.

Lo que despertó sospechas de Andrés González en quien renta las actuales, porque si las ofreció seguro ya lo ha hecho en anteriores ocasiones, la renta actual se hizo en la pasada administración donde Ramón Guerrero por más que lo niegue es amigo de Sergio sólo que ahora detenido nadie lo conoce, aunque él ahora conoce a sus verdaderos amigos.

Arturo basa su campaña en regalar cemento y dadivas a las colonias, pero corre el riesgo de dejar que la sombra del narcotráfico empañe a la administración, no podemos afirmar que lo este, pero ante la duda no está de sobra que de verdad lo combate, porque de hacerlo otra autoridad seguro no tendrá espacio para voltear a otro lado y hacer como el que no ve.

A la SIEDO la extraña que existan tan pocos policías, y en la nómina cada día se contratan asesores, asistentes, y ni uno sólo que combata la delincuencia, desde hace semanas tiene patrullas nuevas y están encerradas en un sótano, las presume en comerciales de radio pero nadie las ha visto en las calles, y si están encerradas. ¿Por qué están encerradas? ¿A quien protege Arturo Dávalos?. Todos somos testigos de los robos y asesinatos por todas colonias y rincones de Puerto Vallarta, es claro que a los habitantes no les conviene tener patrullas guardadas o menos policías sería muy bueno saber ¿a quien si beneficia que exista menos seguridad en el Puerto que dicen querer?.