Miseria humana.

16/11/15
Nunca había desatado tanta polémica el tema del terrorismo en el País como los días posteriores al acto terrorista que vivieron los franceses y los comentarios de no pocos que se quejaban de porque se buscaba ser solidarios cuando en México suceden cosas peores y otros mencionaban que teníamos que sentir más indignación por los 43 y otra serie de barbaridades como si unas fueran más importantes que otras.
Los actos terroristas o la masacre de seres humanos aquí y donde fuera es un acto reproblable por donde quiera que se le vea, y todos deben ser rechazados y solidarizarse con las víctimas es un acto que todos deberíamos agradecer porque muestras de apoyo a los hechos que pasan en México tenemos bastantes, basta recordar el sismo del 85 y otras tragedias que han pasado por el País y hemos visto mucho más que una muestra de solidaridad en Facebook, ahí si que con todo respeto hemos recibido en dinero y en especie mas allá de lo que hemos esperado.
Por eso ahora que muchos se quejan en las redes sociales de que porque no apoyamos las causas en México no se olviden que el narcotráfico el principal cáncer de la violencia en el País la financian todos aquellos que lo consumen, basta que un día dejen de consumir y ese mismo día tendrán que buscar otro modo de vida.
Pero la violencia no sale de la nada, los hechos de hoy son la punta de una ola de odio y radicales que han ido sembrando la semilla en quiénes los apoyan y que al día de hoy dedican a hablar mucho y hacer muy poco o casi nada, que no es lo mismo pero es igual, todos aquellos críticos de este símbolo de solidaridad seguro han ido a visitar algún enfermo estos días para mostrar su apoyo aunque sea moral a las familias, han llevado un plato de comida al que saben que lo requiere y sin que se lo pida o quizás como requiere algo más que dos líneas en las redes es pedir demasiado, por eso es mejor dejar que otros hagan y lanzar después una crítica que después de todo es lo mas fácil de hacer.
Les voy a apostar algo, existen una gran cantidad de obras sociales en Puerto Vallarta, una de ellas la que dedica amigo sin pelo a ayudar a todos aquellos niños que no tienen la posibilidad medica de atenderse y ellos se hacen cargo de todo lo que ello implica se gastan fortunas en tratar cerca de 40 niños y lo que recaudan es una cantidad muy ridícula,

si cada persona en Vallarta que protesto por el apoyo moral diera una pequeña aportación a esa institución no tendría problemas para seguir luchando por la vida de esos niños que fuera de esa institución perderían la batalla, espero que todos aquellos que dicen que les importa su País demuestren que son algo mas que críticos de sillón, y puedan aportar algo mas que letras en Facebook.

Por César Langarica Santana