Ni aguantan nada.

30/10/15
A casi de cumplir un mes de gobernar, algunos funcionarios se ven listos para irse sin que nos dejen ver lo bueno que dicen que hay aunque las quejas no son las mismas, ahora han aumentado, van desde la deuda dejada que fue millonaria aunque juraron no dejar, hasta vender el patrimonio, no se recoge la basura y la seguridad publica es una auténtica vacilada con menos de 10 patrullas en el municipio y Pina la encargada de Tránsito es un auténtico fantasma, nadie la ve pero saben que existe.

Patricia el huracán que nunca llegó hubiera sido un problema que amenazaba con convertirse en tragedia. Imagine usted si no pueden pasar por la basura y no han podido con los restos de árboles de la tormenta anterior, ¿puede usted imaginar qué sería de nosotros si Patricia hubiera llegado a nuestras costas?

No se requiere mucha ciencia para saber que hoy sería el caos total, dirían que no tienen para iniciar las labores de limpieza, que no habría dinero para los apoyos a los miles de damnificados y no se diga reconstruir la ciudad. Si en este momento no pueden tapar los baches y arreglar las patrullas, ni siquiera pensemos en que Patricia venga de visita pues estaríamos literalmente en el apocalipsis.

El comisario se va sin dejar huella alguna de su paso por la seguridad del municipio, Campoy ni quiere quedarse y bien hace, lejos de poder poner orden en la ciudad y de acabar con la inseguridad, los medios destacan la prepotencia con la que fueron sacados de la reunión de seguridad para decidir el cierre de los puentes del río Ameca el fin de semana pasado, como si los medios de comunicación no fueran esenciales en el tema de los desastres naturales. Si el plan de contingencias contempla que la gente esté atenta a los medios de comunicación sobre qué hacer en dichas situaciones, no se entiende cómo informen a los ciudadanos si estos son sacados de dichas reuniones.

Las incógnitas sobre el por qué se comienzan a ir los funcionarios es sólo especulación, lo cierto es que no se quedan por estar en las mejores condiciones y eso es una duda que debe preocuparnos a todos, al menos los funcionarios dejan el barco y se van del municipio, los que aquí vivimos no tenemos esa oportunidad de irnos todos y dejar al Gobierno con el timón y el barco a su suerte, lo triste es que si vamos a hundirnos iremos con ellos hasta el fondo, la debamos o solo la paguemos.

Nos encontramos en la incertidumbre de saber si mañana somos víctimas de un robo o un asalto y, ¿alguien podrá ayudarnos? ya sea porque la patrulla está descompuesta o simplemente sin gasolina y tenga que acudir a rescatarnos algún buen policía que corra la maratón completa para llegar al auxilio de cualquiera de nosotros.

Pero la mejor palabra la tiene usted. ¿Siente que esta administración es mejor que las anteriores?.

Por: César Langarica Santana