Dos familias se quedan sin hogar por un incendio.

Después de que un vecino empezara a decir algunas locuras sobre el infierno, comenzaron a notar que salía fuego de la casa del mismo sujeto que profería todas aquellas palabras, fue así como comenzó la pesadilla de aquella noche en la Colonia Presidentes Ejidales en la calle Chihuahua, donde los vecinos comenzaron a tratar de apagar el incendio apenas con cubetas de agua. En ese momento comenzó el pánico, dentro de las casas se encontraba una familia donde había niños, al sacarlos se pensó que el hombre de la casa donde se inicio el fuego estaba dentro de la misma, sin embargo el había logrado salir por si mismo. En las casas contiguas una pequeña mascota no pareció tener la misma suerte pues por mas que se le busco no se encontró y se pensó que había muerto calcinado, ya que dos casas se habían casi consumido y estaba a punto de llegar a una tercera, llegaron los bomberos a cargo del Comandante Eliseo Bobadilla y junto con 11 héroes mas se evito que la tragedia llegara las casas contiguas a pesar de que las llamas ya habían consumido unas pequeñas partes. Cabe mencionar que el día de hoy tuvieron la difícil tarea de enfrentar duras faenas como el incendio en el Puente Ameca y en esta ocasión controlar este que sin su ayuda pudo ser muy grave pero gracias su intervención se controlaron los cilindros de gas que ardían peligrosamente con la posibilidad de estallar y lastimar a quienes intentaban ayudar a las familias en desgracia. El milagro vino cuando “Copi” la macota se había escondido debajo del lavadero y estaba vivo y coleando. Por R. Couto."