Mochilas el honesto.

Columna Por César Langarica Santana. Cuanta urgencia debe tener en andar repartiendo panfletos en cada esquina del municipio para presumir que es honesto. ¿Si lo es porque tiene que obligar a la gente que lo crea?, basta ver como cualquier publicación que promueven en redes desata cólera contra un tipo que por más que lo diga todos están seguros en Puerto Vallarta, que es lo peor que le ha pasado a este bello destino turístico. La realidad es que única obra grande en la que gasto su dinero fue un sistema de riego en la avenida ingreso que nunca funcionó y que hoy nadie sabe que fue de aquellos diez millones de pesos que junto a los millones de tubería y aspersores tenemos que sumar los millones en plantas de ornato que murieron debido a que jamás funcionó. Quizás lo que mayor molestia causó fue el que vendió 19 propiedades del municipio, que no pagara deuda, que vendiera la UMA en 170 millones de pesos y que encima de todos quisiera vernos la cara y hoy regrese vendiendo la idea de honestidad, esa puede ser que se la venda a uno que otro ignorante, pero en la realidad sigue siendo el mismo Mochilas de siempre, mintiendo y engañando pretende lograr al final del día volver a ser presidente municipal de Puerto Vallarta. Pregunte usted donde vive el honesto Mochilas, vaya a su sus casas en un coto residencial en la zona de Marina Vallarta, y sí leyó bien, dos casas, porque una era poca cosa así que compro dos y las junto, así que si usted creyó que una casa era mucho, imagínese dos, aún así trata de decirnos que es honesto. Ahora resulta que es culpa de los medios de comunicación que la gente crea que Mochilas anda por las calles siendo acusado injustamente de algún pecado que no ha cometido, pues debería empezar por cada uno de los que le comentan su página cada que pública algo, seguro algo le saben ya que son miles quienes le increpan cientos de tareas pendientes. Pero si algo le reclaman y también hay asuntos pendientes que quedan en el tintero, como las patrullas que costaron el doble y no salieron del taller, así llegaron los regidores a descubrir que Mochilas hacían espectaculares para las campañas del Partido Movimiento Ciudadano, y así también un día desapareció Beto cuando descubrió que le daban millones a Sergio Schimdt un personaje que fue detenido por ser presunto operador del Cartel Jalisco Nueva generación, de esos millones de pesos que le dieron nadie habla, así como ya nadie habla de Beto. Si la sombra de deshonesto lo cubre como neblina no es nada comparado con lo que le espera ahora que decidió regresar a Vallarta, por eso en las calles no son pocas las playeras que piden que Mochilas regrese, lo que se llevó, y así el Vox Populi castiga como debió hacerlo la ley, pero para ello tiene a Arturo Dávalos que lo ha tapado sin merecerlo aunque Mochilas cada que puede usa lo que puede para golpearlo y de vez en cuando para limpiarse, lo que nos vuelve al tema, si esta limpio no necesita limpiarse."