vallarta
A nadie le importa.

Luego vemos a cocodrilos por todos lados todos se espantan o se rasgan las vestiduras hasta queriéndolos matar, lo cierto es que luego de varios días en los que el estero El Salado moría por la contaminación e