Pide agua la presa de Cajón de Peñas

13/06/2017
-Las escasas lluvias tienen el vaso en su mínimo nivel

Debido a la falta de lluvias, la presa Cajón de Peñas sufre una de las mayores sequías desde su construcción entre los años 1974 a 1976.
Según la historia regional, se dio el espacio de la vieja Hacienda de Santiago para que fuera construida, labor por la que se tuvo que mover a su población a un nuevo terreno para fundar la comunidad de Nuevo Santiago.
La presa fue considerada como una de las más grandes e importantes del estado de Jalisco, la cual pertenece al municipio de Tomatlán y es clasificada como una pesa de gravedad por la manera en que llega hasta el muro para contener su máxima capacidad que es de 707 millones de metros cúbicos.
En estos momentos la escasa presencia de precipitaciones, la evaporación del vital líquido por el calor y el uso diario, la mantienen a su mínima capacidad.
Cabe resaltar que los más afectados por esta situación son la flora, fauna y la actividad turística de la zona, que ya ha dejado de ser un espejo de agua para ser un extenso terreno seco.
Por R. Couto.