"Regidores florero”.

24/03/2016
Bastaba ver que eran un adorno poco menos que inútil en las pasadas sesiones del Ayuntamiento y por ello se ganaron el apodo que Lourdes Martínez atinadamente les puso, “Regidores florero” pero al final con su indiferencia causaban daño suficiente como para vender medio Municipio.

Estábamos mejor cuando estábamos peor, al final del día nadie los extraña y pocos los recuerdan pero eso puede cambiar, cuando vemos que para la Regidora Edelmira es de mucha mayor trascendencia hablar en sesión de Ayuntamiento de que le den un teléfono nuevo que defender la UMA que ese mismo día se vendía en 170 millones de pesos, de ese nivel están los nuevos regidores.

Pero no tiene la culpa el indio, basta decir que fue su compadre Alfaro quien la hizo regidora, el mismo que nos mando a Susana quien ni siquiera cumple aquí con los años que marca la ley para ser votada pero ese pequeño detalle puede olvidarse, para eso ya dijo Hugo Luna que pueden linchar a cuanto juez se le ponga en frente.

Quizás la ignorancia o el poco tiempo de vivir aquí la haga hablar tan desfachatadamente de deshacerse de un problema, en realidad se deshizo de 170 millones que no son suyos, que son de todos los Vallartenses y que queremos saber quién se los llevó y por qué hoy después de años de gobierno de Movimiento Ciudadano no podemos ver cuentas claras.

Si la Regidora Susana viviera en Vallarta un poco más en este hermoso destino quizás aprendería a amar las cosas que tanto trabajo nos han costado, quizás si lo pusiera de su bolsa estaría perfecto, pero regalar o rematar las cosas ajenas es fácil, por ello comprendemos que para ella sea una molestia, debe ser hasta molesto tener que venir a Vallarta a ganar mas de setenta mil pesos al mes y tener que aguantar problemas como esos, esperemos que no le sea un problema uno de estos días el malecón o la Iglesia de Guadalupe y termine deshaciéndose de ellos.

Queriendo un poco se puede entender que pasen cosas como estas. El Presidente todos los días se levanta y tiene que ver que se recoja la basura, que no se roben el estéreo de su camioneta otra vez, que las calles no estén hechas un asco. ¿Entonces para qué quiere tanto funcionario si al final termina haciendo la chamba de todos?

El Presidente debe estar en el tema de conseguir dinero en los Gobiernos del Estado y Federal, buscando inversionistas que quieran traer mas vuelos y llenar hoteles y restaurantes todo el año, esa es la tarea del Alcalde, desgraciadamente le tocó hacer lo de todos y así termina haciendo poco y trabajando mucho.

¿De verdad para Edelmira es de mayor trascendencia pedir un teléfono nuevo que detener la venta del patrimonio de los Vallartenses? ¿No era mas sencillo pedirle al Oficial Mayor uno que tratarlo en sesión de Ayuntamiento? De verdad pobre Vallarta, tan lejos de Dios y tan cerca de Edelmira y Susana.

César Langarica Santana