Todos ganaron.

05/06/2017
Columna por César Langarica Santana.
-Si todos los candidatos ganaron la pregunta que asalta mi mente es ¿Entonces quien perdió?, seguro el pueblo ya que mantener a tanto gobernador y tantos presidente municipal, uno llega a la ironía de imaginar tres o cuatro presidentes sentados en cada municipio, después del Peje que cada seis años se declara ganador, parece que todos están dispuestos a mentir hasta que nadie le compruebe lo contrario aún cuando la mayoría conoce la realidad..

¿Qué clase política electoral tenemos? Parece que la solución no es hacer una buena campaña, es demostrar quien de sus enemigos hizo trampa, se ha vuelto común burlarse de la gente, y en los años siguientes la gente tendrá bastantes sustento en no creerles a los políticos, tenemos que fijar reglas claras que obliguen a los políticos a esperar los resultados oficiales.

Si algo han demostrado las encuestas es que falla, y garrafalmente, aún así les siguen creyendo, y lo mejor es cuando lo políticos se enfrentan a su realidad y de nada les sirve parecer, cuando mostramos quienes son, se vuelven payasos que la gente confunde con políticos y tienden a medir a todos los políticos con la misma tijera.

No todos los políticos son iguales, así como hay buenos payasos existen otros muy malos, por ende aun cuando tenemos que mejorar la forma de hacer política debemos exigir a los políticos que se comporten a la altura, que se formen una fuerte idea de quien engañe a la gente tenga sanción, que nadie declare nada a menos que tenga las actas en su poder y pueda demostrado, así acabaríamos con la sarta de mentiras que intentan dar en cada elección a los ciudadanos.

Por ello le faltan reformas a la Ley electoral, hace apenas unos días en Jalisco demostramos que si sube la gasolina en el País vamos todos juntos a apretarnos el cinturón, que los partidos tengan menos dinero, que existan sanciones económicas contra los partidos y los candidatos que no hablen con la verdad, que anden por los medios declarándose ganador cuando vemos que sólo uno gana y los demás engañan...