En Cabo Corrientes hay desastres en todo el municipio.

El presidente hoy trabajo en zonas como Güasimas, Algodón, Chacala, Mascotita, Ixtlahuahuey, y no pudieron accesar al Refugio.

Mañana estarán auxiliando en Yelapa, Pizota, Chimo, Corrales y Boca de Tomatlán.

En muchas de esas comunidades no hay energía eléctrica, no tienen servicios básicos como agua y alimentos, requieren apoyos de muebles, ropa así como productos de higiene personal y medicamentos.

Las pérdidas de muchas familias fueron totales.

Al recorrer dichas zonas Prisciliano llevaba despensas y en algunos casos maquinarias y equipo para ayudar con los daños causados por la tormenta.